Atlas 057

Negligencias médicas coma vigil y estado vegetativo.

Una de las situaciones mas catastróficas que puede provocar una negligencia médica es un coma vigil o estado vegetativo. Es decir, aquel estado en el que se encuentra una persona con un adormecimiento profundo; con pérdia total o parcial de la inteligencia, de la sensibilidad, de la motilidad; y con conservación de las funciones respiratoria y circulatoria.

Bajo la expresión coloquial “coma” existen multitud de situaciones diferentes, en función de las principales características que presente el sujeto. En la web intramed se recoge una tabla sencilla que permite comprobar las principales diferencias existentes entre el coma, el estado vegetativo, el estado de mínima conciencia y el coma vigil.

Condición Definición Principales características
Coma Ausencia total de respuesta Ausencia de apertura de los ojos, aún ante estimulación intensa. Ausencia de conciencia de sí mismo y del medio ambiente. Condición que se prolonga por más de una hora
Estado vegetativo El paciente parece despierto, pero hay ausencia de cualquier signo de conciencia Abre y cierra los ojos. Ausencia de comportamientos reproducibles. Falta de respuesta a estímulos sensoriales, ausencia de conciencia de sí mismo y del medio ambiente. Ausencia de expresión o comprensión lingüística
Estado mínimo de conciencia Períodos de despertar acompañados por signos inconsistentes pero reproducibles de conciencia Abre y cierra los ojos, responde a estímulos que no son simples reflejos, tiene conciencia de sí mismo y del medio ambiente y tiene comprensión y expresión lingüística
Coma vigil Deterioro en la ejecución de movimientos voluntarios Se puede comunicar mediante códigos oculares. Se encuentra consciente, pero tiene incapacidad parcial o total para ejecutar comportamientos motores

 

Según diversos estudios, las causas más habituales que pueden provocar estos estados en una persona son las de origen traumático, vascular y anóxico (falta de oxígeno en el cerebro).

Sin embargo, no existen estudios que profundicen sobre el número de personas a las que se les causa una situación de coma o estado vegetativo como consecuencia de una negligencia médica. Desgraciadamente, no son pocos los casos que suceden en los centros sanitario españoles. En la experiencia acumulada por nuestros abogados expertos en negligencias médicas y derecho sanitario, las negligencias o errores médicos que pueden provocar este estado suelen estar vinculadas con:

  1. Negligencias médicas relacionadas con la anestesia.
  2. Negligencias médicas relacionadas con la intubación: retraso en una intubación de urgencia, impericia a la hora de realizarla o ausencia de un especialista en dicha labor como un anestesista o un otorrinolaringólogo.
  3. Negligencias médicas relacionadas con extubaciones accidentales: ya sea durante intervenciones o durante ingresos en unidades de cuidados intensivos por falta de control y vigilancia del paciente.
  4. Negligencias médicas relacionadas con intervenciones cerebrales realizadas con manifiesta impericia que provocan lesiones cerebrales.
  5. Negligencias médicas relacionadas con una pérdida de bienestar fetal diagnosticada y/o tratada con retraso.
  6. Negligencias médicas relacionadas con un retraso en el diagnóstico y/o tratamiento de un ictus.
  7. Negligencias médicas relacionadas con un retraso en el diagnóstico y/o tratamiento de un infarto agudo de miocardio
  8. Negligencias médicas relacionadas con una sepsis generalizada.
  9. Negligencias médicas relacionadas con shock circulatorio.

Estas alteraciones constituyen un grave problema de salud, ya que los afectados presentan una dependencia total de terceras personas para realizar todas las actividades básicas de la vida diaria: alimentación, aseo, vestido, etc. Esto supone una gran carga emocional y económica para sus familias e incluso para el conjunto de la sociedad.

En la actualidad, con la aplicación por vía analógica del baremo previsto en la Ley 35/2015 las indemnizaciones concedidas  a pacientes afectos de un coma  (estado vegetativo, estado de mínima conciencia y coma vigil) como consecuencia de una negligencia médica se han incrementado de forma exponencial, alcanzando en muchos casos sumas de varios millones de euros, que aunque nunca serán suficientes para reparar el perjuicio causado, sí que ayudaran, en cierta medida, a sufragar los extraordinarios costes económicos, personales y morales  que para una familia suponer una situación así.

Por ello si cree que la situación en la que se encuentra un familiar ha podido ser consecuencia de una negligencia médica, es más que recomendable que consulte con un abogado especialista en negligencias médicas que le asesore personalmente sobre la viabilidad el caso.

Debe tenerse en cuenta, que, en estos casos, si desea iniciarse un procedimiento para reclamar una indemnización por la negligencia médica acaecida, será indispensable instar una incapacitación judicial de la persona que se encuentre en situación de coma, así como proceder al nombramiento de un tutor para el mismo, que será el que deba actuar como demandante en nombre del ya declarado incapaz (nuestros expertos en derecho sanitario  se encargan de la tramitación de todo el proceso, de inicio a fin, incluida la tramitación de la incapacidad civil)


ATLAS ABOGADOS. ESPECIALISTAS EN NEGLIGENCIAS MÉDICAS.

CONSULTE SU CASO DE FORMA GRATUITA.