¿Sabrías actuar si te encontrases ante un caso claro de negligencia médica? Desde Atlas Abogados velamos por los intereses de nuestros clientes desde el primer al último momento. Es por ello que en ese artículo vamos a explicarte en qué casos se está incurriendo en una negligencia médica y cómo actuar para solventar la situación de la forma más favorable posible.

Si has sido víctima de una negligencia, lo primero que debes saber es que tienes todo el derecho a reclamar por daños y perjuicios. Así que lo primero que debemos hacer es explicarte en qué consiste exactamente incurrir en negligencias médicas.

 

¿Cuándo hemos sido víctimas de una negligencia médica?

Una negligencia médica (o mala praxis médica) es toda acción u omisión realizada por un médico en el curso del proceso asistencial dispensado a un paciente que vulnera la lex artis ad hoc y que tiene como consecuencia lesiones o daños para el paciente.  

Estos daños se producen a consecuencia de la falta de diligencia mínima exigible a un médico en el ejercicio de su profesión. 

Hay que tener presente que también es posible que las lesiones o daños no hayan sido consecuencia de una mala praxis por parte del médico, por lo tanto, en este caso, no estaríamos hablando de negligencia médica.

Si acaece un error médico, es indiferente si se ha producido en una clínica privada o en una pública. Los protocolos de actuación, guías clínicas y documentos de consenso de las sociedades científicas son idénticos en ambos  casos. 

 

Serie de negligencias médicas muy comunes

  • Impericia: El cuadro médico no es bien interpretado por el doctor, por lo tanto, la falta de previsión y el retraso de su tratamiento pueden tener graves consecuencias en el paciente.
  • Prescripción errónea de medicamentos: El médico puede recetar una serie de medicamentos que no se relacionen con la enfermedad del paciente. Esto puede llevar al paciente a sufrir consecuencias irreversibles a causa de contraindicaciones y efectos secundarios que puede provocar incluso la muerte.
  • Errores en las operaciones: Pueden existir complicaciones y problemas en las intervenciones quirúrgicas. En algunos casos, el doctor no podrá evitarlas, pero si se descubre que este no ha actuado como debiera, entonces sí se trataría de una negligencia médica.
  • Ocultar información: Todo médico está obligado a ofrecer la máxima información al paciente con el fin de que éste último pueda tomar las mejores decisiones con respecto a su tratamiento. Si el médico no ofrece este tipo de información y ocurre algún problema, estaríamos hablando de una negligencia médica.

¿Cómo podemos reclamar una negligencia médica?

Ante un caso de negligencia médica, lo primero que debemos recomendarte es que busques a un  despacho de abogados negligencias medicas. 

Nunca te anticipes y muestres tus cartas. Lo más importante en estos casos es que se disponga de toda la documentación e información relevante del caso. Habrá agentes que, por intereses propios, intenten ocultar información.

Tras asegurarnos de tener toda la documentación y pruebas, acudiremos al centro que nos atendió en búsqueda del historial clínico. 

Cuando ya dispongamos de toda la documentación necesaria (o si esta no nos es entregada), es hora de ponerse en manos de los expertos en negligencia médica.

En Atlas Abogados estamos disponibles para cualquier consulta los 365 días del año. No dudes en ponerte en contacto con nosotros: te ayudaremos a que se cumplan tus derechos.